sábado, 22 de março de 2014

Mestria Internacional en Comunicación Intercultural


Maestría Internacional en Comunicación Intercultural con enfoque de Genero

La Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN) en el marco de la Red de Universidades Indígenas, Interculturales y Comunitarias de AbyaYala (RUIICAY), anuncia la apertura de la Maestría Internacional en Comunicación Intercultural con enfoque de Genero, desde la modalidad de encuentros presenciales y virtuales programados en Ecuador, Colombia y Nicaragua, con una duración de dos años calendario.

Con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de las capacidades de mujeres y hombres profesionales en contextos multiculturales y plurinacionales para el desarrollo de una Comunicación Intercultural que promueva la defensa territorial, ambiental, cultural, igualdad de género, fortalezca los procesos democráticos y conduzca el ejercicio efectivo de los derechos humanos, bioéticos y autonómicos para el buen vivir comunitario.

Las consultas y aplicaciones electrónicas podrán ser remitidas, en Nicaragua: a Letisia Castillo, Directora Académica de URACCAN, a la siguiente dirección electrónica: Ietycuba2001@yahoo.com; en Ecuador; al Dr. Luis Fernando Sarango, Rector de la Pluriversidad Amaytaw Wasi, a la siguiente dirección electrónica: pushak1@yahoo.com; en Colombia, a la compañera Rosalba Ipia Ulcue, Coordinadora de UAIIN-CRIC, a la siguiente dirección electrónica: kitekalus@yahoo.com.

Ver documentación adjunta:


Reproduzido de Fondo Indígena
22 mar 2014

22 mar 2014

quarta-feira, 19 de março de 2014

BuenVivir y descolonialidad. Crítica al desarrollo y la racionalidad instrumentales


BuenVivir y descolonialidad. Crítica al desarrollo y la racionalidad instrumentales

Marañón Pimentel, Boris. (2014). BuenVivir y descolonialidad. Crítica al desarrollo y la racionalidad instrumentales. Universidad Nacional Autónoma de México, México, Distrito Federal. ISBN 978-607-02-5116-0

Este libro indaga sobre la emergencia de un nuevo horizonte de sentido histórico caracterizado por una subjetividad basada en la reciprocidad y por una nueva racionalidad liberadora (de la explotación y dominación) y solidaria (entre las personas y con la Naturaleza), expresada en cada acción social personal y colectiva. El Buen Vivir, propuesta surgida en América Latina desde la resistencia al despojo y a la irracionalidad del capitalismo, se despliega como una alternativa para restablecer lazos relacionales entre las personas y con la Naturaleza, basados en la solidaridad y la reciprocidad.

Tipo de Documento: Libro
Fecha: 2014
Palabras clave:    Buen Vivir, economía solidaria, economía alternativa, relación personas y naturaliza


Para descargar el libro em Mapuexpress.

quarta-feira, 15 de janeiro de 2014

Mente creativa y mente consumista


Mente creativa y mente consumista

Alonso del Rio

De todos los patrones mentales que tenemos que forman el “sistema operativo” que usamos y que podemos llamar “nuestra forma de pensar” el patrón de consumo es uno de los más comunes, difundidos, arraigados y poderosos.

La ley primordial en el universo es el equilibrio, es el paradigma de la salud, la armonía y el buen vivir. Solo escapan a esta ley -en un extremo- lo insano, que representa la perdida del orden natural y el correspondiente equilibrio (a cada nivel de conciencia le corresponde su propio “equilibrio”) y en el otro extremo las medicinas, los curanderos y demás personajes que habitamos los extremos con la intensión de ecualizar la energía.

Sin embargo cada nivel de conciencia representa la posibilidad de conocer un “mejor equilibrio”, una realidad más real.

Es importante reconocer que todos en algún momento partimos del caos y nos dirigimos al orden, comenzamos totalmente desequilibrados y vamos logrando mejores equilibrios, nacemos de la inconciencia pero podemos ser padres y madres de la conciencia…

Dentro de este devenir el entendimiento de las etapas o los estados que atraviesa nuestra mente es fundamental para promover el cambio, la evolución. No basta dejar todo a la naturaleza. Justamente una señal de madurez es darse cuenta que en algún punto uno puede intervenir el ritmo de su evolución. Aquí es donde empieza verdaderamente tu camino, cuando asumes tu destino y bailas a tu propio ritmo, aunque para “muchos” sea ligera o grandemente desequilibrado.

El estado básico, no desarrollado, primitivo y desequilibrado de la mente es el consumismo.

Pido sabiduría para comprender esto y no se malentienda. El motor de la evolución es el placer. Esto se expresa como la búsqueda permanente del bienestar. Pero cuando uno está totalmente desequilibrado las cosas que nos dan placer no son siempre las mejores o las más adecuadas dando como resultado mayor desequilibrio (es así también -más o menos- como trabaja el sistema) Por eso gran cantidad de religiones confundidas condenan al placer como si fuera el responsable del desmadre y no discriminan entre los placeres que te elevan y los que te hunden (haciendo que el camino parezca árido y hostil cuando es la pura belleza).

Creo que la vida trata básicamente de este descubrir, hay muy pocas cosas en mi vida que no realice con autentico placer, y aún las que todavía no me dan placer pienso que son placenteras pero soy yo quien no se da cuenta. Generalizando, todo lo hago por placer. Disfruto tanto sentarme a escribirles como disfruto guardar silencio.

Sin embargo no me es lejano recordar los estados de consumo compulsivo por los que atravesó mi mente ni las tremendas ansiedades que tuve que soportar antes de abandonar ciertos patrones de consumo (los más desequilibrantes) antes de entender que todo apunta a lograr el estado de autocontento, que la felicidad no está solo afuera, sino que podemos convertirnos en productores de felicidad (no solo para el auto consumo sino también para la exportación).

Pero todo va ligado al placer, a la serenidad y a la paz que uno va logrando al liberarse del consumo que nos desequilibra hasta lograr ser productores de equilibrio.

Así podemos pasar de tener una mente consumista o una creativa, siendo la primera el perfecto instrumento del caos y la destrucción mientras la puede encontrar el placer en ser parte de la solución que necesita nuestra humanidad.

La idea fundamental es No reprimir, sino cambiar nuestros patrones de consumo y consumir cosas que propicien la armonía.

Quise esperar unos días que pase navidad y fin de año para no hacer el papel de aguafiestas y estar -aparentemente- todo el tiempo señalando lo negativo. Me aguante y me mordí la lengua -porque hasta en eso a veces encuentro placer- para que esta reflexión tenga un efecto más persuasivo.

“Normalmente” vivimos consumiendo desaforadamente. Consumimos objetos, bienes, emociones y hasta personas, vivimos consumiéndonos, limitando nuestras relaciones a relaciones de consumo, de “aprovechamiento”. Por eso nos resulta tan complicado ver todas las implicancias de nuestro consumo porque incluye hasta nuestras emociones.

Pero esta situación tiene un pico verdaderamente grotesco en Navidad. Es algo que lo noto desde hace muchos años y cada vez es más fuerte la necesidad de no ser parte de eso.

Me parece totalmente esquizofrénico que en nombre del amor la basura se multiplique por 10 y hasta por 100 en algunos lugares. ¿No podemos ser un poco más creativos y regalarle algo mejor a la madre tierra? ¿siempre seremos igual de débiles y conformistas borregos inconscientes? ¿o algún día lograremos tener una mente un poco más creativa?

Lo más triste es que ya hay daños que son irreversibles, especies animales extintas, bosques irrecuperables y contaminación fuera de control y no puedo imaginar mi cara ni la cara de nuestros hijos cuando en unos años nos pregunten: ¿Y cómo pudieron hacer esto y no hicieron nada para evitarlo?

Aproximadamente cada tonelada de productos industriales genera 20 toneladas de basura en su proceso de producción.

Espero que para el próximo año seamos muchos regalando amor y no basura.

Reproduzido de Alonso del Rio - Canciones de Medicina . Facebook

15 jan 2014

segunda-feira, 13 de janeiro de 2014

Rádio Yandê - a rádio de todos: Comunicação Indígena e Etnomídia


Comunicação Indígena e Etnomídia

Yandê significa "você" e todos "nós", como diz o ditado, tudo que fazemos juntos fica melhor, é com esse conceito que nós do Grupo de Comunicação Yandê trabalhamos.

Temos como objetivo a difusão da cultura indígena através da ótica tradicional, mas agregando a velocidade e o alcance da tecnologia e da internet. Nossa necessidade de incentivar novos "correspondentes indígenas" no Brasil, faz com que possamos construir uma comunicação colaborativa muito mais forte, isso comparada as mídias tradicionais de Rádio e TV.

Estamos certos, de que uma convergência de mídias é possível, mesmo nas mais remotas aldeias e comunidades indígenas, e que isso é uma importante forma de valorização e manutenção cultural.

Nossa grade de programação possui programas informativos e educativos que trazem para o público um pouco da realidade indígena do Brasil. Desfazendo antigos esteriótipos e preconceitos ocasionados pela falta de informação especializada em veículos de comunicação não indígenas.

Nossa sede é no Rio de Janeiro, mas nossa rede de comunicação é nacional.

Quem faz

Anápuáka Tupinambá

. Formado em Gestão em Marketing, é um comunicador nato, possui experiência em várias mídias e um vasto curriculum na área de Comunicação e meios digitais.
. Coordenador e idealizador da Web Brasil Indígena.
. Membro e idealizador Rede de Cultura Digital Indígena
. Articulador de Políticas Públicas para População Indígena.

Renata Tupinambá

. Jornalista, especialista em etnomídia na América Latina e roteirista.
. Atua em cultura digital e articulação de meios de comunicações locais e tradicionais.
Gestora do Portal Índio Educa que disponibiliza conteúdos escolares em valorização da Historia e Culturas Indígenas para estudantes de ensino médio, fundamental e professores.

Denilson Baniwa

. Formado em publicidade, possui experiência em várias organizações brasileiras, sempre atuando na área de comunicação e assessoria política.
. Atuou como produtor de programas radiofônicos e articulador indígena nas rádios Cultura do Amazonas, A Voz das Comunidades e Viva.
. Atualmente atua como articulador de cultura digital e comunicação indígena.

Reproduzido de Rádio Yandê.
13 jan 2014

Ouça e conheça mais a Rádio Yandê clicando aqui.

quinta-feira, 26 de dezembro de 2013

Primera promoción de docentes Pai Tavyterã: Comunidad Itaguazú


Primera promoción de docentes Pai Tavyterã

La Comunidad Itaguazú de la parcialidad Pai Tavyterã, de Pedro Juan Caballero, celebró el egreso de los 37 docentes indígenas. Los graduados en profesorado intercultural bilingüe recibieron sus títulos durante un acto realizado el viernes 20 de diciembre.

En la comunidad Itaguazú, distrito de Pedro Juan Caballero, 37 docentes indígenas pai tavyterã recibieron su diploma de “Profesor de Educación Intercultural Plurilingüe del Primer y Segundo Ciclo”. El acto que se realizó el 20 de diciembre contó con la presencia de la ministra de Educación y Cultura, Marta Lafuente, la viceministra de Educación, Myrian Mello, autoridades nacionales, regionales y locales.

Esta experiencia marca las bases necesarias para la consolidación de la política educativa indígena y se busca extender a todos los pueblos indígenas del país.

La ministra Marta Lafuente indicó que esta es una experiencia inédita para el Paraguay. “Hoy egresan 37 maestros indígenas, son personas que están trabajando en el sistema educativo, en los distintos programas del MEC, en la educación pública, principalmente en las escuelas indígenas”, resaltó la secretaria de Estado.

Agregó que es la primera vez que un grupo de pueblos originarios acceden a una formación de educación superior con un enfoque intercultural. “Ellos estudian toda la pedagogía correspondiente a la reforma, pero también su propio enfoque que incorpora toda la cosmovisión de la cultura indígena”, explicó Lafuente.

Destacó que este programa tiene un fuerte énfasis en la antropología, en el diálogo entre las lenguas y en una visión muy respetuosa que tenemos cada uno de los habitantes del país sobre esta realidad.

Hay mucho que hacer todavía y la mejor manera de pensar en el futuro es preparándole a las nuevas generaciones de indígenas a tomar el propio liderazgo sobre la transformación de su sistema educativo, indicó la ministra.

Desafío

El desafío a partir de ahora es que los egresados de la educación media, de las distintas modalidades que optaron los indígenas, puedan ingresar a la profesionalización. Además, que los 37 egresados puedan acceder a especializaciones, seguir formándose por áreas especificas de tal manera que puedan trabajar en el ámbito de currículum, docencia, orientación, evaluación, es decir, acceder a todas las ramas necesarias para un proyecto educativo integral, indicó Lafuente.

Agregó además que trabajan con materiales en su propia lengua. “Justamente una de las especializaciones que queremos dar es el diseño instruccional, es decir, que ellos mismos puedan desarrollar y ser elaboradores de materiales”, puntualizó.

Reproduzido de ABC

25 dez 2013

Acervo de canções indígenas da Amazônia chega na internet


Acervo de canções indígenas da Amazônia chega na internet

A diversidade musical das comunidades indígenas do norte do Amazonas e do Estado de Roraima foi reunida em uma inédita e rica coletânea. São quase quatro horas de 80 faixas musicais de grupos indígenas das etnias baniwa, wapichana, macuxi e tauepang, resultado do projeto intitulado “A Música das Cachoeiras” do grupo Cauxi Produtora Cultural. O nome é uma referência às correntezas da bacia do Alto rio Negro. O coordenador Agenor Vasconcelo define o projeto como um “registro etnográfico audiovisual”, no qual o principal foco é a música.

O lançamento em Manaus acontece no próximo dia 6 de dezembro, na Estação Cultural Arte e Fato. É partir desta data que o conteúdo completo estará disponível para download pelo endereço www.musicadascachoeiras.com.br

Uma prévia do material já pode ser acessada nos seguintes endereços:

Os autores do projeto “A Música das Cachoeiras” empreenderam uma expedição de janeiro a junho deste ano nas comunidades indígenas. Registraram a gaitada do músico Ademarzino Garrido e a embolada do pandeiro de comunidades do Alto Rio Negro, no Amazonas, a incomum mistura forró tradicional com a dança tradicional Parixara, o hip-hop dos índios taurepang, entre outros gêneros musicais indígenas.

Conheceram músicos de cada comunidade, além de compositores já consolidados nas cidades de São Gabriel da Cachoeira, no Alto Rio Negro, e em Boa Vista (RR), como Paulo Moura, Eliakim Rufino, Mike Gy Brás, Paulo Fabiano e Rivanildo Fidelis.

O projeto foi integralmente patrocinado pelo programa Natura Musical, no valor de R$ 100 mil, selecionado por meio de edital nacional em 2012, por meio da Lei de Incentivo à Cultura do Ministério da Cultura do Governo Federal. O acervo inclui gravação de músicas e vídeos, registros fotográficos, produção de uma cartilha e a criação de um site.

Os realizadores explicam que o projeto nasceu de uma ideia: resgatar a mesma expedição que etnógrafo alemão Theodor Koch-Grünberg (1872-1924) realizou nas comunidades do Alto Rio Negro e na região do Monte Roraima entre 1903 e 1913. Koch-Grünberg foi um pesquisador que morou na região e registrou em suas obras a cultura material e imaterial dos povos ameríndios.


Leia o texto completo em Amazônia Real, clicando aqui.
25 nov 2013

segunda-feira, 16 de dezembro de 2013

ECUADOR: POR UNA EDUCACIÓN PROPIA Y LIBERADORA!!!


ECUADOR: POR UNA EDUCACIÓN PROPIA Y LIBERADORA!!!

Kito - Ecuador: 10 diciembre 2013 - Marcha hacia Ministerio de Educación y las exigencias sobre la Educación Intercultural Bilingue y Comunitaria:

- En 7 años de revolución ciudadana no se ha creado ninguna escuela pública, al contrario se han cerrado.

- El Ministerio de Educación intenta contratar a profesores desde España para pagarles entre 2 y 5 mil dólares.

- Aniquilación de las escuelas comunitarias, de las 20 mil se reducirán a 5 mil establecimientos educativos.

- En Imbabura se ha creado dos escuelas del milenio y se han cerrado más de 200 escuelas comunitarias.

- Las escuelas del milenio están distantes y los estudiantes no pueden trasladarse por lo tanto suspenden sus estudios.

- La única Universidad de los Pueblos Indigenas, Amawtay Wasi es cerrada a través de una evaluación controversial y acciones anti-técnicas como grabaciones ocultas.
POR UNA EDUCACIÓN PROPIA y LIBERADORA !!!

Lo lamentable ninguna autoridad de este Ministerio apareció, al contrario estuvo con un fuerte cordón policial y no hubo ningún dialogo. La exigencia de los manifestantes se hizo sentir frente a este Ministerio. Nos vamos pero volveremos y estaremos muy vigilantes del cumplimiento de nuestros derechos dijeron.

Comunicación ECUARUNARI
Red Ecuachaski. FOTOS A.K.

Reproduzido de Ecuachaski Ecuarunari . Facebook
16 dez 2013

quinta-feira, 5 de dezembro de 2013

Postales Sonoras: Sonidos y Voces con Historias de los niños, niñas y jóvenes de Bogotá


Postales Sonoras - Sonidos y Voces con Historias

Las postales sonoras son piezas radiales producidas por dos emisoras escolares: una del colegio San Cristóbal Sur y otra de La Belleza-Libertadores, ubicadas en la localidad cuarta de Bogotá/Bolivia.

Deportes Extremos

En estos tres audios se podrán escuchar historias que nos hablan sobre las pauestas y dificultades de los deportistas extremos. La ficción y el documental radiofónico sirven de recurso narrativo para dar cuenta que más allá de actividades de "tiempo libre" son apuestas vitales! 

Postal 1: El ataque, Último día del planeta tierra. Los extraterrestres llegan a Bogotá y con ellos las reflexiones de deportistas extremos del parque El Tunal y de la localidad de san cristóbal.

Postal 2: Deportes extremos, ves tu vida igual?. Documental radiofónico que nos permite descubrir las apuestas de los deportistas extremos y los apoyos familiares que los rodean.

Postal 3: Al extremo! Escucharemos aquí que los deportes extremos tienen muchas historias... Campeones de tejo y de bicicleta así como otros deportistas extremos más contemporáneos nos hacen sentir que son muchas las posibilidades de vivir al extremo...

Situación de la Mujer

En estos cuatro audios se podrán escuchar historias que nos hablan sobre la situación de la mujer, desde diferentes perspectivas y recursos narrativos. Desde la ficción hasta el documental radiofónico, sirven aquí para visibilizar diferentes circuntancias que afectan la vida de las mujeres.

Postal 4: Voces del más allá. La historia de un complejo detective nos permite pensar y sentir diferentes formas de maltrato y violencia que viven las mujeres.

Postal 5: Voces e historias de mujeres. Aquí niñas, niños, jóvenes y adultos se dan la posibilidad de dialogar sobre las diferentes caras del machismo y su ipacto en la vida de las mujeres. También podremos hacer un breve recorrido por diferentes momentos históricos y sus impactos en la vida de las mujeres.

Postal 6: Memorias de una viajera. Viakar por el tiempo fue posible aquí. Descubra las voces de mujeres que han sido fundamentales en nuestra historia.

Postal 7: Qué pasaría sí... si  "grandes héroes de la patria" son mujeres? descubra a partir de estas historias de ficción los condicionamientos sociales e históricos que muchas veces imposibilitan y dificultan las acciones de las mujeres. Trasgredir las convenciones sociales no es imposible, claro está, pero toma tiempo e implica muchas rupturas!

Comunicación y Territorio

En estos tres audios se podrán escuchar historias que nos hablan sobre formas alternativas de comunicar y construir territorio. 

Postal 8: Arte Callejero: otras formas de comunicar. Aquí escucharemos las experiencias del Colectivo Teatral Luz de Luna y de "Guache". Todo a partir de hsitorias mágicas en donde personajes extraños cobran vida!

Postal 9: Y después del colegio qué?. Muchas veces caminamos por las calles de las ciudades al compás de musicos que no sólo viven de la solidaridad de transeúntes sino que también tienen una apuesta estética y vital en donde la calle y sus públicos son fundamentales.

Postal 10. Carnaval Soloriental. En bogotá, hace más de 27 años, se realiza este carnaval en la localidad cuarta de san Cristóbal. Conozca las refelxiones e historias de esta apuesta a partir de las voces de quienes impulsaron, crecieron y participan del carnalval.

Nuestras Experiencias

Cada grupo de producción realizó un pequeño audio para contar la experiencia del equipo de comunicación. La riqueza de este audio radica en que fueron piezas radiales producidas por lasy los menos expertos en el tema de producción radial. Así que, considérese este el resultado de sus primeros pasos en el mundo radiofónico y sonoro!


EL JUEGO DE LA VIDA. En este dramatizado radiofónico, dos docentes de la Emisora Escolar Acción Sonora, Jornada mañana, se dan a la tarea de descubrir lo que sucede en la vida de las y los jóvenes en su primer año como bachilleres.

Reproduzido de Postales Sonoras . Boyaca - Sonidos y Voces con Historias

05 dez 2013


domingo, 24 de novembro de 2013

La crónica de una entrevista en la Universidad Intercultural Amawtay Wasi


La crónica de una entrevista en la Universidad Intercultural Amawtay Wasi

Adriana Rodríguez Caguana

Estaba terminando mi tesis de maestría sobre la educación intercultural bilingüe en el Ecuador y su relación con los derechos Humanos, cuando descubrí la Universidad bilingüe Amawtay Wasi. Los primeros textos que leí sobre ella procedían de los teóricos decoloniales, como Walsh (2006). 

Esta propuesta educativa a nivel universitario me invitaba a nuevas reflexiones mucho más profundas de aquellas que me había propuesto en la maestría. ¿Qué es la ciencia y cómo se construyó? ¿Las lenguas indígenas, por qué sobrevivieron y para qué? Estas preguntas me llevaron directamente a hacer un nuevo proyecto de investigación.

En noviembre del 2011 fui a la ciudad de Córdoba donde se desarrollaba un Congreso de Educación Intercultural, el invitado estrella era Fernando Sarango, director de la Universidad Amawtay Wasi. Yo espera con impaciencia encontrarlo y hacerle una entrevista. Caminaba por el parque central con mi madre cuando vi a un hombre caminar con vestimenta indígena, le dije a mi mamá “es él”.  Me acerqué y en menos de 5 minutos sin parar de hablar le dije todo lo que tenía en mi cabeza. El rector me miraba sonreído y dijo cordialmente: “Qué buena cosa que estés acá, ¿cómo te va?”. De forma sorpresiva me invitaba a una charla más fraterna. En su conferencia en Córdoba lo que más recuerdo fue su dura observación de los escasos docentes indígenas en las escuelas de Argentina. Decía que mientras no haya docentes indígenas hablando en su propia lengua era imposible consolidar una propuesta educativa anticolonial.

Al finalizar el evento, Fernando me dio su tarjeta y me pidió que lo visite cuando vaya a Ecuador. El 10 de enero del año 2012 llegué a Quito y me dispuse a ir a la tan esperada Universidad. Quedaba en el centro histórico. Me perdí durante horas porque esperaba encontrarme con una gran construcción colonial y un gran letrero. Después de varios intentos, entre subidas y bajadas, encontré la avenida Gran Colombia y Antonio Elizalde y una casa vieja con un letrero pequeño que estaba al interior de un corredor que decía “Universidad Intercultural Amawtay Wasi”  un timbre estaba a su costado con un pequeño letrero.

Cuando subí me atendió la secretaria Nancy Guzmán, del pueblo Huaranca. La Universidad estaba en el segundo piso de una vieja construcción. Me asombraba ver sus escasos recursos, “tan pobre y tan famosa”. La secretaria me dio algunos datos de la Universidad y las tres carreras que tenía, en ciencias de la educación intercultural, arquitectura ancestral y agroecología. En la primera se encontraba la mayor parte de la población indígena.

Mientras veía el espacio reducido de las instalaciones le preguntaba dónde recibían las clases si había tan pocas aulas. Me contestó que las clases se recibían en las comunidades, por lo que no hacían falta muchas aulas. En Conocoto se desarrollaba las clases de arquitectura; las de agroecología en Tabacundo y en la comunidad La Esperanza, y las clases de licenciatura en educación intercultural bilingüe en Teinta, cantón Saraguro, de donde es Fernando Sarango.

En ese tiempo la Universidad contaba con cerca de 200 estudiantes, la mayoría se encontraba en la carrera de ciencias de la educación y pagaban una pensión mínima. Me llamó la atención que los estudiantes tuviesen que pagar una pensión. Pero esa pregunta me la reservé para la entrevista. Después de un rato pasé a una de las aulas y el rector me saludó cálidamente. Le dije que era una entrevista no muy formal y poco estructurada porque era mi primera visita. La primera pregunta que le hice fue sobre la calificación y evaluación de la Universidad.

A: Fernando, cuéntame cómo va el proceso de calificación y evaluación de la universidad Amawtay Wasi?

F: Anteriormente la CONEA la calificó con categoría E a la Universidad, la más baja, porque lo hicieron con parámetros occidentales, esto nos motivó a presentar un recurso ante la Corte Constitucional la que nos dio la razón porque la Amawtay Wasi no podía ser evaluada ni calificada por parámetros occidentales. Ahora, finalmente, conseguimos un proceso de evaluación pero con parámetros más específicos para la universidad, bajo el convenio 169, conjuntamente se está construyendo  una guía de evaluación con perspectiva intercultural. Recuerdo una anécdota muy linda que una vez que vinieron los evaluadores yo le había dicho a todo el personal que hablaran en kwichua, que si nos iban a evaluar que nos evalúen en nuestra lengua. Llegaron los evaluadores y se tuvieron que ir porque ninguno habla kwichua.

Nos reímos un rato de la anécdota, le dije que me parecía excelente poner en evidencia la occidentalización de estas instituciones evaluadoras. Además, era una reafirmación identitaria. Retomamos la entrevista y Fernando continuó:

F: Por otro lado la Universidad no recibe financiamiento del Estado, ni un solo centavo;  la idea es tratar de pasar la evaluación y luego pelear el financiamiento respetando nuestra autonomía tal como lo manda el 169. Independientemente de todo esto, vamos a ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque se tiene una sentencia de la Corte Constitucional hay un incumplimiento y una violación de nuestros derechos y lo vamos a reclamar

A: ¿Ahh entonces es por eso que se cobra una pensión mínima? Eso no lo sabía... entonces ¿Cómo se financia la Universidad amawtay Wasi?

Con una pensión de unos 50 dólares al mes, en comunidades donde estamos con los Saraguros, Shuar. Las organizaciones nos dan sus espacios, aproximadamente 2 hectáreas para hacer actividades. Esto hace que se reduzcan los costos, hace que la comunidad sea parte del proceso, cuando nos reunimos ahí, le llamamos la fiesta de la cosecha y los estudiantes hacen su exposición.

Recuerdo que la noticia de no contar con ningún financiamiento por parte del Estado sobrepasaba mis conocimientos de lo que había aprendido en la legislación internacional sobre derechos de los pueblos indígenas. El Estado estaba obligado a hacerlo porque así lo decía el Convenio 169 de la OIT y la Declaración Universal de Pueblos Indígenas. Con cierta incredulidad le pregunté:

A: No les dan ni un centavo, pero eso no puede ser, eso sería estar en contra de lo que estipula la 169 y la Declaración de Pueblos Indígenas, el Estado está obligado a hacerlo.

F: Adriana creo que usted vive todavía en la ilusión liberal. La declaración por sí sola no cambia la realidad de injusticia en la que vivimos.

Recuerdo haberme sonrojado ante mi pregunta que revelaba inexperiencia, propia de una abogada sin mucho terreno de juego. Traté de sobrellevar con altura mi vergüenza y cambié el tema, tratando de hacer otra pregunta más interesante.

A: ¿Usted cree que efectivamente el Estado ecuatoriano cambió después de la Constitución plurinacional del 2008?

F: El Estado sigue igual, la construcción del Estado plurinacional es compleja. Están preocupados por la interculturalidad vista desde lo folklórico. Esto es vergonzoso, una visión intercultural que nos pone en ese ámbito.  Este gobierno ha sido el único que ha eliminado instituciones específicas de los indígenas como el CODENPE y la dirección de la educación intercultural bilingüe. Existe una ignorancia de la misma democracia.  El proyecto del movimiento indígena no es compatible con el de Estado-Nación. De una cosa estamos claros y es que el proceso de blanqueamiento no ha terminado y no terminará.

Con la centralización del DINEIB se va a implementar una educación occidental, ya empezaron a cambiar el uniforme regalándolo, pero esto es una forma sutil de imponer, de asimilar. No nos interesa imponer un litigio con esto. Ahora estamos buscando un sistema más autónomo  de educación indígena donde se nos transfiera los recursos. El Estado nos quitó siempre todo pero nosotros siempre volvimos a recuperar lo perdido, ya estamos acostumbrados a eso, por eso no nos detendrán.

La última frase la dijo en el mismo tono de siempre, calmado sin dejar de ser reflexivo y profundo. A mí se me había hecho un nudo en la garganta. Sentía impotencia y me solidarizaba con su causa pero no sabía cómo decirlo sin perder la compostura y objetividad de una investigadora. Tragué saliva y volviendo a mi compostura le pregunté:

A: Entonces ¿Considera que es un retroceso lo que está pasando en la educación intercultural bilingüe? Disculpe si hago preguntas no muy acertadas y reiterativas pero me interesa mucho ese tema

F: Verá, es un mal que no tiene remedio, el Estado siempre actuará de la misma forma, centralizar. Pero el Estado Plurinacional que nosotros proponíamos nos permitía actuar territorialmente para poder crear un proceso de formación diferente. Sin embargo, se sigue fortaleciendo el Estado nación, no hay plurinacionalidad. El mejor regalo es el pachacmac, pero ahora empezamos a ver el camino de la libre determinación, esta es definitivamente nuestra vía. No hay otra. Un sistema democrático que no funciona, que nos está llevando a la exterminación de los pueblos indígenas. En este contexto no nos interesa ni siquiera poner un presidente en este Estado moderno, sería para que lo acorralen, el camino está en trabajar con las comunidades.  El pensamiento occidental es universal, imagínese que ahora la interculturalidad está sirviendo para universalizar, para que las organizaciones dejen sus instituciones. Es necesario mantener los espacios específicos.

Pensaba en ese momento en la conformación del Estado ecuatoriano, el mismo que les había negado la ciudadanía y los derechos políticos hasta 1978 por ser “analfabetos”. El que en 1990, con Rodrígo Borja de presidente, había decidido festejar junto a España los 500 años del gran “encuentro” llamado el “día de la raza” desatando el rechazo y la movilización del movimiento indígena. El Estado que había tomado como una afrenta el canto del himno nacional en kwichua, los ciudadanos de la “alta clase” quiteña les habían negado el alojamiento en los hoteles. Al final era un pobre Estado acomplejado de su ser barroco, como lo diría Bolívar Echeverría (2011), queriendo modernizarse a toda costa para blanquearse y blanquearnos. Le hice una pregunta que no estaba planificada pero que no pude dejar de hacerla: A: ¿Pero , nunca se han planteado alguna forma de tomar el ejecutivo y aplicar en Estado plurinacional de verdad. Fernando se detuvo un rato; después, dijo levantando un poco el tono, como no lo había hecho hasta entonces: Con que no nos jodan sería suficiente.

Me quedé un rato inmóvil, pensando si la pregunta era impertinente, y si había sido demasiado infantil. Después de un rato de mirarnos en silencio Fernando retomó la palabra: Nosotros seguimos luchando para destruir un espacio viejo; donde la democracia es maniobrada ¿Qué es la democracia entonces? ¿Un lugar donde un solo hombre manda? Nos quieren vender esto cuando nosotros hemos vivido en consenso para elegir nuestras autoridades que tienen un alto compromiso con sus comunidades. El Estado plurinacional no es sólo para los indígenas, es un Estado para todos.

En un momento me encontraba dibujando en mi cuaderno de apuntes, otro rato de silencio. Después le dije algo nerviosa, creyendo que había perdido el foco del encuentro:

 A: Bueno ¿Volviendo al tema de la universidad que la habíamos dejado de lado, piensa que va a seguir a pesar de no tener calificación?

F: No nos salimos de tema, siempre estuvimos hablando de la Universidad Amawtay Wasi, ¿Qué son las universidades sino las reproductoras del sistema?, nosotros queremos cambiar el sistema y para eso es importante cambiar la ciencia y la forma de construirla desde nuestros conocimientos que siempre fueron negados. Es parte de lo mismo”

Recordé entonces cuando visité una escuela bilingüe en el Chimborazo y vi una reunión de padres y madres de familia en el que se discutía sobre las próximas elecciones en la comunidad y los pagos diarios de la comida en la escuela, todo junto. Ese  nocivo arte de la separación que bien señala Walzer (1984), en el que estaba metida sin poder salir fácilmente, El paradigma no solo individualista sino separatista, fraccional en el que me había formado me dificultaba entender otras lógicas comunitarias.

Finalmente no supe qué más decir, me sentía inexperta, estaba contenta pero tenía tanto para aprender, pensaba en ese momento que era tan difícil mi tesis. ¿Cómo iba a explicar eso a la comunidad científica? ¿Una universidad que quiere transformar no sólo el país sino la ciencia? Me despedí de Fernando cortésmente, esperando no haberlo importunado.

A: Bien Fernando, muchas gracias por la gentileza de haberme recibido. Tengo más preguntas para hacerle, sobre todo esto del tiempo circular en la enseñanza y las clases en las comunidades pero bueno, será en un próximo encuentro.

Fernando me sonrió y me abrazó: cuando quieras, nos alegra mucho que los académicos vengan y hablen con nosotros, necesitamos apoyo para que esta universidad siga. ¿Académicos? Pero si Fernando era uno de los académicos más claros que había escuchado. Obviamente se refería a los académicos que seguíamos en las lógicas occidentales.

Casi dos años después se anunció el cierre de la Universidad Amawtay Wasi, no había logrado obtener la calificación mínima. Se habían aplicado los mismos parámetros para medir la “calidad educativa”. Se anunció también la apertura de nuevas universidades indígenas administradas desde el Estado. Un recuerdo repentino me conmovió  y me llevó a escribir esta crónica de aquella entrevista que me marcó. Ahora me pregunto críticamente: los académicos que vimos y admiramos a esa universidad ¿Cuánto dimos para que no la cierren? ¿Cuántos artículos y hasta tesis de postgrado se hicieron gracias a la Universidad? Y sin embargo ¿Cuántos académicos estuvieron el día que la cerraron? Supongo que no hay tiempo para arrepentimientos porque es la hora de levantar las banderas de la resistencia política pero también epistemológica y anticolonial, una enseñanza que nos dio la Universidad Comunitaria e Intercultural de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas Amawtay Wasi.

.......................................................................

Walsh, Katherine (2006): “Interculturalidad y Colonialidad del poder. Un pensamiento y posicionamiento otro desde la diferencia colonial”, en Interculturalidad, decolonización del Estado y del conocimiento. Buenos Aires. Ediciones del signo

Walzer, Michael (1984): Liberalism and the art of separation. Polytical theory

Echeverría, Bolívar (2011): Crítica de la modernidad capitalista. Antología. La Paz, Edic. .

Reproduzido de Adriana Rodríguez Caguana Facebook
24 nov 2013

quarta-feira, 20 de novembro de 2013

La Universidad Amawtay Wasi y um Boletín de CEAACES


La Universidad Amawtay Wasi y um Boletín de CEAACES

Cerrada la Universidad Amawtay Wasi, tal como estuvo planeado. Que le preocupa ahora al CEAACES?

EL CEAACES, preocupado por la reacción nacional y continental que ha suscitado el cierre definitivo de la Universidad Amawtay Wasi, ha emitido un Boletin en el que pone enfasis que la Universidad obtuvo un MÍNIMO puntaje del 26,9%, es decir que, por esta razón se cierra. Pero no hablan nada del modelo de evaluación ilegal e impertinente, que andaban grabando clandestinamente al personal de la Universidad y que los Veedores Internacionales de la Red de Universidades Indígenas Interculturales y Comunitarias de Abya Yala RUIICAY, con fecha 6 de octubre del 2013 ya constataron que la "evaluación" estaba plagada de irregularidades y vicios de nulidad.

Anexamos la carta emitida por los veedores al presidente del CEAACES.


15 nov 2013



CEAACES es el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior dl Ecuador. Fotografía del sitio abajo.


segunda-feira, 18 de novembro de 2013

Naomi Klein: Por qué necesitamos una eco-revolución - Why we need an eco-revolution

Naomi Klein, 2010 Toronto Police Headquarters . Whoami-whoareyou

Por qué necesitamos una eco-revolución

Naomi Klein

En diciembre de 2012, un investigador de sistemas complejos con el pelo teñido de rosa, Brad Werner, se abrió camino entre una multitud de 24.000 geólogos y astrónomos en el Congreso de otoño de la Unión Geofísica Americana que se celebra cada año en San Francisco. Las conferencias de este año acogían participantes de renombre, desde Ed Stone, del proyecto Voyager de la NASA, que explicaba un nuevo hito en el camino hacia el espacio interestelar, hasta el director de cine James Cameron, que compartía con los asistentes sus aventuras en batiscafos de profundidad.

Sin embargo, fue la sesión del propio Werner la que levantó más controversia. Tenía por título “¿Está la tierra jodida?” (título completo: “¿Está la tierra jodida? Inutilidad dinámica de la gestión medioambiental y posibilidades de sostenibilidad a través del activismo de acción directa.”).

De pie en la sala de conferencias, el geofísico de la Universidad de California en San Diego, mostró a la gente el avanzado modelo informático que estaba usando para responder a dicha pregunta. Habló de los límites del sistema, de perturbaciones, disipaciones, puntos de atracción, bifurcaciones y de un puñado de muchas otras cosas que son tan difíciles de comprender para quienes somos legos en la teoría de los sistemas complejos. No obstante, el tema de fondo estaba más que claro: el capitalismo global ha hecho que la merma de los recursos sea tan rápida, fácil y libre de barreras que, en respuesta, “los sistemas tierra-humanos” se están volviendo peligrosamente inestables. Cuando un periodista le presionó para que diera una respuesta clara sobre la pregunta “¿estamos jodidos?”, Werner dejó a un lado su jerga para contestar: “más o menos”.

Sin embargo, había una dinámica en el modelo que ofrecía alguna esperanza. Werner lo denominó “resistencia”: movimientos de “gente o grupos de gente” que “adoptan un cierto tipo de dinámicas que no encajan con la cultura capitalista”. Según el resumen de su comunicación, esto incluye “acción directa medioambiental y resistencia proveniente de más allá de la cultura dominante, como las protestas, bloqueos y sabotajes perpetrados por indígenas, trabajadores, anarquistas y otros grupos activistas”.

Las reuniones científicas serias, normalmente, no implican llamadas a la resistencia política en masa, mucho menos acciones directas y sabotajes. No es que Werner estuviera exactamente convocando estas acciones. Simplemente tomaba nota de que los levantamientos en masa de la gente (en la línea del movimiento abolicionista, de los derechos civiles o del “Ocupa Wall Street”) representan la fuente más probable de “fricción” a la hora de ralentizar una máquina económica que está escapando a todo control. Sabemos que los movimientos sociales del pasado han tenido una “tremenda influencia en… cómo la cultura dominante ha evolucionado”, señaló. Así que es lógico que “si pensamos en el futuro de la tierra, y en el futuro de nuestro acoplamiento al medio ambiente, tenemos que incluir la resistencia como parte de la dinámica.”. Y eso –argumentó Werner-, no es una cuestión de opinión, sino un “verdadero problema de geofísica”.

Muchos científicos se han visto forzados a salir a la calle por los resultados de sus descubrimientos. Físicos, astrónomos, doctores en medicina y biólogos se han situado al frente de movimientos contra las armas nucleares, la energía nuclear, la guerra, la contaminación química y el creacionismo. Así, en noviembre de 2012, la revista Nature publicó un comentario del financiero y filántropo medioambiental Jeremy Grantham, urgiendo a los científicos a unirse a esta tradición y a “ser arrestados si fuera necesario”, porque el cambio climático “no es solo la crisis de vuestras vidas: es también la crisis de la existencia de nuestra especie”.

No hace falta convencer a algunos científicos. El padrino de la moderna ciencia climática, James Hansen, es un activista formidable que ha sido arrestado alrededor de media docena de veces por su lucha por el cierre de las minas de carbón en las cimas de las montañas y contra los gaseoductos de gas de esquisto (incluso este año dejó su trabajo en la NASA, en parte para tener más tiempo libre para sus campañas). Hace dos años, cuando fui arrestada en las inmediaciones de la Casa Blanca en una acción masiva contra el gaseoducto de gas de esquisto Keystone XL, una de las 166 personas que había sido esposada ese día era un glaciólogo llamado Jason Box, un experto sobre el derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia mundialmente reconocido. 
    
“No podía seguir respetándome a mí mismo si no iba,” dijo Box en aquel momento, añadiendo que “parece que, en este caso, no es suficiente con votar. También necesito ser un ciudadano”.

Es admirable. Pero lo que Werner está haciendo con su modelo es diferente. Él no está diciendo que su investigación le llevara a tomar parte activa contra una política en particular; lo que está diciendo es que su investigación muestra que todo nuestro paradigma económico es un desafío a la estabilidad ecológica. Y, claro está, desafiar este paradigma económico con un movimiento de masas reactivo resulta la mejor baza humana para evitar la catástrofe.

Eso es muy fuerte. Pero no está solo. Werner forma parte de un pequeño pero cada vez más influyente grupo de científicos cuyas investigaciones en el campo de la desestabilización de los sistemas naturales (de los sistemas climáticos, en particular) les está llevando a conclusiones transformativas, incluso revolucionarias, similares. Y para cualquier revolucionario en el armario que alguna vez haya soñado con derrocar el actual orden económico a favor de algún otro que como mínimo no lleve a los pensionistas italianos a colgarse en sus casas, este trabajo debería serle de un especial interés. En gran medida, porque hace que cruzar el abismo entre este cruel sistema y otro nuevo (tal vez, con mucho trabajo, un sistema mejor) no sea ya una mera cuestión de preferencia ideológica, sino más bien de una exigencia para la existencia de nuestra especie en este mundo.

Al frente de este grupo de nuevos científicos revolucionarios se encuentra uno de los máximos expertos en cuestiones climáticas en Gran Bretaña, Kevin Anderson, director adjunto del Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático, que en muy poco tiempo se ha situado como una de los centros de investigación sobre el clima más importantes en el Reino Unido. Dirigiéndose a todos, desde el Departamento para el Desarrollo Internacional hasta el Ayuntamiento de Manchester, Anderson se ha pasado más de una década popularizando pacientemente los resultados de la ciencia climática más moderna a políticos, economistas y activistas.  En un lenguaje claro y comprensible, ha ofrecido una rigurosa hoja de ruta para la reducción de la emisión de gases contaminantes que persigue frenar el aumento de la temperatura global a menos de 2 grados centígrados, objetivo que la mayoría de los gobiernos consideran imprescindible para evitar la catástrofe.

Sin embargo, en los últimos años, los documentos y las diapositivas de Anderson se han ido haciendo más alarmantes. Con títulos como “El cambio climático: más allá de lo peligroso… Cifras brutales y esperanzas endebles”, señala que las probabilidades de quedarse en algo parecido a unos niveles de temperatura seguros están disminuyendo rápidamente.

Junto con su colega, Alice Bows, experta en control climático en el Centro Tyndall, Anderson señala que hemos perdido tanto tiempo con políticas ambiguas y con tímidos programas climáticos (mientras las emisiones globales crecían sin control), que ahora tenemos que enfrentarnos a recortes tan drásticos que incluso llegan a desafiar la lógica fundamental de priorizar el crecimiento del PIB por encima de todo. 

Anderson y Bows informan de que el tan a menudo citado objetivo de reducción a largo plazo (un recorte de más de un 80% de las emisiones de 1990 para el 2050) ha sido fijado por razones de conveniencia política y que no tiene “ninguna base científica”. Esto es debido a que los impactos sobre el clima no provienen de lo que emitamos hoy o mañana, sino del cúmulo de emisiones que se han ido sumando en la atmósfera a lo largo del tiempo. Además, avisan de que centrarse en objetivos de aquí a tres décadas y media –en lugar de enfocarlos hacia lo que podemos hacer para recortar carbono de forma tajante e inmediata- supone un grave riesgo de seguir permitiendo que las emisiones aumenten vertiginosamente en los próximos años, y que de ese modo se superará con creces nuestro “objetivo de carbono” hasta los 2 grados centígrados, y, entrado el siglo, nos encontraremos ante una tesitura imposible de encarar.

Esta es la razón por la que Anderson y Bows argumentan que, si los gobiernos de los países desarrollados se muestran serios a la hora de alcanzar el acordado objetivo internacional de mantener el calentamiento por debajo de los 2 grados centígrados, y siempre que las reducciones vayan a respetar cualquier tipo de principio equitativo –básicamente, que los países que han estado arrojando carbono durante casi dos siglos necesitan recortar sus emisiones antes que los países en los que más de mil millones de personas todavía no tienen electricidad-, entonces, las reducciones deben ser mucho más profundas y tienen que llegar mucho antes.

Incluso disponiendo de una probabilidad de 50/50 de alcanzar el objetivo de los 2 grados (la cual, como ellos y muchos otros avisan, ya implica enfrentarse a una serie de impactos climáticos bastamente dañinos), los países industrializados necesitan empezar a recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero alrededor de un 10 por ciento al año. Y deben empezar ya. No obstante, Anderson y Bows dan un paso más, al señalar que este objetivo no puede lograrse con modestas penalizaciones por emisión de carbono o con las soluciones ofrecidas por la tecnología ecológica, normalmente defendidas por las grandes “corporaciones verdes”. Desde luego que estas medidas pueden ayudar, pero no son suficientes: una reducción del 10 por ciento en las emisiones, año tras año, resulta inaudita desde el momento en que empezamos a energizar nuestras economías con carbón.  De hecho, los recortes por encima de un 1 por ciento al año “se han visto históricamente asociadas a recesiones económicas o a crisis políticas”, tal y como indicó el economista Nicholas Stern en su informe de 2006 para el gobierno británico.

Ni siquiera con la desintegración de la Unión Soviética hubo reducciones de tal duración y profundidad (los países soviéticos experimentaron un promedio de reducciones anuales de apenas un 5 por ciento en un período de diez años). Tampoco ocurrieron tras el crack de Wall Street en 2008 (los países ricos experimentaron un descenso de un 7 por ciento de emisión entre 2008 y 2009, pero sus emisiones de  CO2 remontaron fuertemente en 2010, y las emisiones en China y en la India han seguido creciendo). Solo después de la gran crisis de 1929, los Estados Unidos vieron, por ejemplo, como las emisiones descendían durante varios años consecutivos más de un 10 por ciento anual, según los datos históricos del Centro de Análisis e Información de Dióxido de Carbono. Pero esa fue la peor crisis económica de los tiempos modernos.

Si queremos evitar ese tipo de carnicerías a la hora de lograr nuestros objetivos con base científica en las emisiones, la reducción del carbono debe gestionarse con cuidado a través de lo que Anderson y Bows describen como “estrategias de decrecimiento radicales e inmediatas en EEUU, la UE y en otras naciones ricas”. Lo que está muy bien, si no fuera por el hecho de que resulta que tenemos un sistema económico que fetichiza el crecimiento del PIB sobre todo lo demás, sin importar las consecuencias humanas o ecológicas, y en el que la clase política neoliberal hace tiempo que ha rechazado su responsabilidad de gestionar nada (ya que el mercado es el genio invisible a lo que todo debe ser confiado).

Así que lo que Anderson y Bows están realmente diciendo es que todavía queda tiempo para evitar un calentamiento catastrófico, pero no según las reglas del capitalismo tal y como hoy se plantean. Algo que tal vez sea el mejor argumento que jamás hayamos tenido para cambiar esas reglas.

En un ensayo de 2012 aparecido en la influyente revista científica Nature Climate Change, Anderson y Bows lanzaron un guante, acusando a muchos de sus colegas científicos de no ser transparentes a la hora de exponer los cambios que el cambio climático precisa de la humanidad. Vale la pena citarles por extenso: “…a la hora de desarrollar los marcos de emisión de gases, los científicos constantemente subestiman las implicaciones de sus análisis. Cuando se trata de la cuestión de evitar el aumento de los 2 grados centígrados, se traduce “imposible” por “difícil, pero se puede hacer”; “urgente y radical”, por “desafío”: todo para apaciguar al dios de la economía –o, más concretamente, al de las finanzas-. Por ejemplo, para evitar salirse del porcentaje máximo de reducción de emisiones dictado por los economistas, se asumen los anteriores niveles máximos “de forma imposible”, junto con ingenuas nociones de “alta” ingeniería y con las tasas de utilización de infraestructuras bajas en carbón. Y lo más inquietante es que cuanto más menguan los presupuestos sobre emisiones, más se propone la geoingeniería para asegurar que el dictado de los economistas permanezca incuestionable”.

En otras palabras, para aparecer razonable en los círculos económicos neoliberales, los científicos han estado haciendo la vista gorda de manera escandalosa con las consecuencias derivadas de sus investigaciones. Hacia agosto de 2013, Anderson estaba dispuesto a ser incluso más tajante, al escribir que habíamos perdido la oportunidad de cambios graduales. “Tal vez, durante la Cumbre sobre la Tierra de 1992, o incluso en el cambio de milenio, el nivel de los 2 grados centígrados podrían haberse logrado a través de significativos cambios evolutivos en el marco de la hegemonía política y económica existentes. Pero el cambio climático es un asunto acumulativo. Ahora, en 2013, desde nuestras naciones altamente emisoras (post-) industriales nos enfrentamos a un panorama muy diferente. Nuestro constante y colectivo despilfarro de carbono ha desperdiciado toda oportunidad de un “cambio evolutivo” realista para alcanzar nuestro anterior (y más amplio) objetivo los  2 grados. Hoy, después de dos décadas de promesas y mentiras, lo que queda del objetivo de los 2 grados exige un cambio revolucionario de la hegemonía política y económica” (la negrita es suya).

Probablemente no debería sorprendernos que algunos climatólogos estén un poco asustados por las consecuencias radicales de sus propias investigaciones. La mayoría de ellos solo estaban haciendo tranquilamente su trabajo, midiendo núcleos de hielo, elaborando sus modelos de climatología global y estudiando la acidificación de los océanos, hasta llegar a descubrir, tal y como dijo el experto climatólogo australiano Clive Hamilton, que “estaban, sin quererlo, desestabilizando el orden social y político”.

Sin embargo hay mucha gente bien informada de la naturaleza revolucionaria de la climatología. Es la razón por la que algunos gobiernos que han decidido tirar a la basura sus compromisos con el clima para seguir produciendo más carbón han tenido que encontrar maneras todavía más bestias para acallar e intimidar a sus propios científicos. En Gran Bretaña, esta estrategia se está haciendo más patente en el caso de Ian Boyd, el principal consejero científico del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, al escribir hace poco que los científicos deberían evitar “sugerir que políticas son buenas o malas” y que deberían expresar sus puntos de vista “colaborando con asesores oficiales (como yo mismo), y siendo la voz de la razón, más que de la disidente, en el ámbito público”.

Para saber a dónde conduce esto, solo hace falta mirar lo que ocurre en Canadá, donde vivo. El gobierno conservador de Stephen Harper ha hecho un trabajo tan eficaz a la hora de amordazar científicos y cerrar proyectos de investigación críticos que, en julio de 2012, un par de miles de científicos y simpatizantes celebraron un funeral bufo ante el Parlamento en Ottawa, quejándose de “la muerte de la evidencia”. Sus carteles decían: “no hay ciencia, no hay evidencia, no hay verdad.”

Pero la verdad siempre reluce. El hecho de que el negocio-habitual-de-búsqueda-de beneficios y crecimiento este desestabilizando la vida en la tierra ya no es algo que tengamos que leer en las revistas científicas. Los primeros síntomas se están desplegando ante nuestros ojos. Y el número de personas que están reaccionando también crece a medida que sucede: bloqueando las explotaciones de gas de esquisto en Balcombe, interfiriendo en las perforaciones en el Ártico en aguas rusas (a un tremendo coste personal); llevando a juicio a las compañias de energías bituminosas por violar la soberanía indígena, entre otros muchos incontables actos de resistencia, grandes y pequeños. En el modelo informático de Brad Werner, esta es la “fricción” que se necesita para frenar las fuerzas de desestabilización. El gran activista del clima Bill McKibben lo llama los “anticuerpos” que se producen para luchar contra la “fiebre alta” del planeta.

No es una revolución, pero es un comienzo. Y puede que nos consiga el tiempo suficiente para imaginar una manera de vivir en este planeta que sea claramente menos jodida.


Naomi Klein es autora de “La doctrina del shock” y “No Logo”, está trabajando en un libro y una película sobre el poder revolucionario del cambio climático.

Traducción para www.sinpermiso.info: Betsabé García Álvarez

Reprodução de Sin Permiso
14 nov 2013

Leia em inglês o texto de Naomi Klein, “Why we need an eco-revolution“, em Socialist Worker, clicando aqui.